jueves, 18 de diciembre de 2014

Cámara, ¡acción!

¡¡Hemos inaugurado nuestro canal oficial de vídeos!! Para que podáis vernos en acción :-).
Y para empezar, aquí tenéis a Teo hablando de uno de sus temas favoritos: la despoblación del mundo rural. Esperamos que os guste.




viernes, 5 de diciembre de 2014

¡A fabricar jabón!

Estamos en plena temporada de fabricación de jabón y queremos compartir con vosotros la receta de nuestro jabón más querido, y el que más nos pide la gente: el jabón de caléndula. Para mostrar que un jabón suave y adecuado hasta para pieles delicadas no necesita ingredientes exóticos, sino que basta con productos que solemos tener en casa, son muy fáciles de conseguir y podemos cultivar nosotros mismos.

El proceso para elaborar este jabón se inicia en primavera, cuando empieza a subir la temperatura y brotan las primeras caléndulas en el huerto. Recogemos las flores a diario, y en cuanto llegamos a casa las metemos en botes de cristal, las cubrimos con aceite de oliva y las colocamos en el alféizar de la ventana para que maceren al sol y las estrellas durante 30 días. Es importante utilizar un aceite de buena calidad, porque la fabricación de jabón es como lo cocina: para obtener un buen resultado hay que emplear buena materia prima.


Caléndulas recién recolectadas
Caléndulas macerando en aceite de oliva




Transcurridos 30 días, el aceite ha adquirido un precioso tono anaranjado y está listo para preparar el jabón. Así que, lo colamos, estrujamos bien las flores para que suelten todo el aceite que han absorbido y ya está, un magnífico aceite de caléndula con infinidad de propiedades beneficiosas para la piel.


Este jabón lo fabricamos con tres ingredientes únicamente: aceite de caléndula (1.000 gr.), agua (322 gr.) y sosa cáustica (134 gr.). Para que el jabón quede suave y agradable es importante pesar los ingredientes con precisión, así que conviene utilizar una báscula electrónica.   
El primer paso es echar la sosa en el agua (IMPORTANTE: nunca el agua sobre la sosa porque se produce una reacción un poco violenta y peligrosa) y remover con una espátula resistente al calor hasta que esté bien mezclado, teniendo cuidado en todo momento de no respirar los vapores que genera la mezcla. Esta parte es la única un poco "peligrosa" porque la disolución de agua y sosa es tremendamente abrasiva, así que cuidado con salpicarse las manos o la cara. 


Mezcla lista para echar en los moldes
Una vez está disuelta la sosa se vierte la mezcla sobre el aceite y se remueve todo con la espátula o con una batidora. (Se debe utilizar un recipiente resistente al calor y que no sea metálico). El tiempo de removido depende de la cantidad de mezcla, de la temperatura exterior, de la velocidad de batido..., pero al final se debe obtener una mezcla parecida a unas natillas espesas. Con las cantidades indicadas arribas, el jabón puede tardar en cuajar unos cinco minutos con batidora y alrededor de una hora si se remueve a mano.


Jabón en los moldes

Jabón tapado con mantas


Una vez que el jabón ha cuajado, se echa en los moldes, se cubre con papel (de horno, folios blancos...) y se tapa con unas mantas para que repose durante 24 horas. Es importante tapar el jabón para que la temperatura de la mezcla vaya descendiendo poco a poco y finalice el proceso de saponificación que ha empezado en el recipiente donde lo hemos mezclado.

Después de 24 horas el jabón se habrá endurecido y podremos sacarlo de los moldes. El último paso será colocarlo en bandejas aireadas o tableros, taparlo con papel y dejarlo reposar durante cuatro semanas. Esta fase se denomina curado del jabón y en ella la sosa pierde toda su causticidad, por eso es importante ser paciente y esperar las cuatro semanas ¡enteritas!
¡Y ya está!, un jabón suave y magnífico para lavarse tanto el cuerpo piel como el pelo.


Jabón listo para el proceso de curación
Nota: en el caso de no poder conseguir caléndulas, se puede elaborar el jabón con aceite de oliva puro. Las cantidades serían las mismas que se indican arriba.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Agua

Es cierto que la presa de Jodejode proporciona tres puestos de trabajo directísimos, es decir, adjudicados a dedo, diez puestos de trabajo directos, es decir, a través de una subcontrata, pongamos que cinco indirectos y unos seis menús diarios por los bares de la zona, pero si tenemos en cuenta que agua estancada se pudre, y que además va a terminar aderezada con los vertidos que acaban en el río, el único beneficio cierto para la comunidad es un pedazo de eutrofización de puta madre de las aguas.

Menos mal que el cloro a presión lo mata todo, para que luego cuando bebamos, no quede ni el agua.

                                             


domingo, 2 de noviembre de 2014

'Ossobuco' con salsa de otoño

Estamos en plena temporada de calabazas y castañas, así que ayer decidimos prepararnos una buena comida con estos dos ingredientes tan otoñales y el resultado no nos decepcionó en absoluto. Este ossobuco con salsa de puerro, calabaza y castaña requiere una preparación algo larga, pero está mucho mejor si reposa una noche, así que es perfecto para dejar lista la comida del día siguiente. Las verduras que utilizamos son las que tenemos ahora mismo en el huerto, las castañas las recogimos por los alrededores del pueblo, y el ossobuco es de nuestros amigos de la Dehesa de la Serna, así que no nos ha podido salir una receta más local. Lo único que nos llegó de un poco más lejos fue el curry para darle un toque especial a la salsa :-D.


Ingredientes para 2 personas:
-un ossobuco
-un puerro grande
-un buen trozo de calabaza (si no quieres que quede demasiado dulzona la salsa, echa menos calabaza)
-unas 15 castañas
-agua
-sal, aceite y curry.



Preparación:
1. Pica la parte verde del puerro en tiras y saltéala con un poco de aceite en la cazuela que vayas a preparar el guiso. Añade el ossobuco y márcalo un poco por cada lado (esta pieza de carne tiene una especie de membrana alrededor, así que conviene hacerle tres o cuatro cortes en el borde para que no se encoja). Añade agua hasta cubrir el ossobuco y sal. Tapa la cazuela y deja cocer la carne aproximadamente una hora y quince minutos. 



2. Cuando veas que le queda alrededor de media hora para estar listo (más o menos cuando la carne empieza a despegarse del hueso), incorpora la parte blanca del puerro cortada en tiras, la calabaza en cubos y las castañas peladas. Añade un poco más de sal y el curry 
(yo eché más o menos una cucharadita, pero depende de lo que quieras que destaque esta especia en la salsa). Deja cocer otra media hora, o hasta que la carne esté completamente tierna (el tiempo final de cocción depende del tamaño del ossobuco).


3. Pasa la salsa por un pasapurés, o deja la verdura en trozos, como prefieras, y prepárate para disfrutar de un plato de los que te dejan una sonrisa en la boca. Nosotros lo acompañamos con un poco de arroz y la combinación nos gustó bastante.
¡Qué aproveche!


jueves, 16 de octubre de 2014

La lavadora 'cojitrabunda'

El caso es que no tengo teléfono móvil, y no estoy seguro de si es porque no tengo dinero, porque ando escaso de parné, porque me he hecho unas manoplas con el forro de los bolsillos o simplemente porque el otro día metí en la lavadora los pantalones donde lo guardaba, con tal mala suerte de que en el primer centrifugado se fue la luz. Los operarios del ayuntamiento habían cortado con la motosierra, en un descuido, ciertos cables que no debían, dejando a todo el barrio a oscuras, y eso que eran las doce del mediodía. 

La verdad es que ni me di cuenta de la movida. Desde hacía un par de días andaba metido en un estado de ánimo cabizbajo por no decir cojitranco y meditabundo, porque no me entraba en la cabeza, por más vueltas que le daba, que los ceros a la izquierda no valgan para nada y sin embargo los ceros a la derecha nos hagan babear, cuantos más mejor. Solo cuando la vecina de arriba empezó a berrear mandando a tomar por culo a su marido, caí en la cuenta de que la lavadora había dejado de hacer la ola. Entonces la desenchufé, puse la ruleta de mando en un lugar llamado stop, conté hasta diez de menor a mayor, alternando el cardinal de uno con el ordinal del siguiente, y del tirón volví a enchufar la lavadora, giré el mando hacia la casilla de inicio y la máquina empezó de nuevo a girar por su propia eje.

Como la cosa volvía a funcionar, aproveché para retomar mis meditaciones, que más o menos venían a ser cuestiones como: ¿es mejor hacer mogollón de mermelada de zarzamora para cuando llegue el otoño-invierno, o comer zarzamoras hasta la sobredosis diaria recomendada y cuando se pase la temporada adiós muy buenas y a otra cosa mariposa, como puede ser darle tomillo en infusión o en transfusión?

En realidad, la cuestión parecía sencilla, y sin embargo, dos días después seguía sin tenerlo claro. Había llegado a un callejón sin salida cuya única salida era volver a la realidad, es decir, hacer alguna gestión vía móvil de tercera generación, pero como te imaginarás, no pude hacerlo por lo que te vengo contando.

Y desde entonces, ahí voy, sin móvil por la vida.

Si quieres que te diga la verdad me he dado cuenta de que en realidad no lo necesito, no me hace falta. Todo el mundo sabe que soy una persona de rutinas. Todo el mundo sabe que todos los meses de mayo me gusta pasarlos en Singapur atendiendo unos negocios. Todo el mundo sabe que me gusta pasar el otoño en un pueblo del Pirineo catalán cerca de Queralbs, y que para recibir el año nuevo nada mejor que alojarse en esas cabañas superamuebladas en las Islas Maldivas.

Ya digo, una persona de costumbres a la que es fácil localizar si pasa cualquier cosa. Sin embargo, ya ves, soy incapaz de vivir sin lavadora, porque ya sabes lo que dicen: no es más limpio el que menos ensucia sino el que más lavadoras pone.


El autor totalmente cojitrabundo

jueves, 9 de octubre de 2014

Porque menos es más

Después de unos meses de inactividad en el blog, aquí estamos de nuevo, con mucha energía y ganas de darle un cambio a nuestro proyecto. Y es que en este tiempo de silencio, hemos repensado lo que hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos. 

Cuando empezamos a ofrecer nuestros productos de cosmética hace ya algunos años, nuestra primera idea fue elaborar únicamente productos de caléndula. La caléndula la cultivamos en nuestro huerto y el aceite de oliva lo compramos en un pueblo cercano, así que elaborar productos con esos dos ingredientes como base era la opción más sostenible que se nos ocurrió.

Sin embargo, aquel deseo inicial se fue transformando ante la posibilidad de tener una lista de cosmética amplia que incluyera algo para todos los gustos, para todas las necesidades, para todas las edades. Actualmente, es increíblemente sencillo acceder a cualquier ingrediente que queramos añadir a nuestro jabón o crema, por exótico que sea. Basta un clic en el teclado del ordenador y a los pocos días aparece en tu casa como por arte de magia.

A pesar de todo, siempre te falta algo. Cuando no es el jabón de rosa mosqueta, es la crema de baba de caracol, y cuando no la piedra de alumbre. Así que hemos ido comprando más y más ingredientes hasta que un día, al mirar el armarito de los aceites, pensamos: ¿es esto realmente lo que queremos hacer?; ¿de verdad necesitamos todos estos aceites, magníficos sí, pero exóticos y carísimos y que dentro de un año van a quedar muertos de risa en su frasco porque han pasado de moda?

De modo que hemos adoptado una postura intermedia entre la idea original basada en la caléndula y el frenesí acaparador que nos había invadido últimamente, y hemos simplificado nuestra lista de productos para intentar que la mayoría de los ingredientes sean cercanos. El aceite de oliva, adquirido en pueblos cercanos, será la base de casi todos nuestros productos. Y para añadirle más propiedades aún, utilizaremos hierbas cultivadas por nosotros o recolectadas en los alrededores. Aún así, mantendremos ciertos aceites que nos parecen muy interesantes, como el de argán o el de rosa mosqueta. Y aunque en un principio la lista de productos haya quedado bastante reducida, esta nueva apuesta nos obligará a buscar nuevas plantas, nuevas combinaciones, nuevas opciones con lo que tenemos a mano. 

A nosotros nos encanta este nuevo giro que ha dado el proyecto de Gente Lombriz, y esperamos que a vosotros también os resulte interesante.  

miércoles, 27 de agosto de 2014

Tribus del desierto

La vida de la tribu de los hombres y mujeres camello
gira en torno a los camellos:
comen, beben y montan camello.

Puede parecer una vida algo monótona,
pero ellos eran felices así.

Todo se jodió cuando la geopolítica internacional
se metió de por medio y de la noche a la mañana
el territorio de las mujeres y hombres camello
fue dividido en tres países diferentes,
y los oasis que les daban vida
fueron declarados puntos de interés nacional
y de acceso bastante restringido.

La tribu de los camellos,
esas buenas gentes que comían, bebían y montaban camello
a lo largo y ancho del desierto,
había resistido muchas tormentas de arena
a lo largo de su milenaria historia,
pero la geopolítica internacional fue demasiado para ellos.

Acabaron igual que los mohicanos:
a tomar por culo del desierto,
vendiendo en las esquinas
periódicos de segunda mano.





jueves, 5 de junio de 2014

La enseñanzas de Alvar Núñez Cabeza de Vaca

Producto Interior Bruto.
Prima de riesgo.
Deuda pública.
Deuda privada.
Déficit Diferencial Diferente.

Estos son un buen ejemplo de los factores fundamentales por los que se rige nuestro modo de vida. Valores como la amistad, la fraternidad, la vecindad bien avenida, la salud, la atención al que más lo necesita, la reflexión sin pausa pero sin prisa parecen relegados a una recóndita región de una galaxia lejana.

Tan lejana como la costa sur de América del Norte por la que anduvo perdido a partir de 1527 el bueno de Alvar Núñez Cabeza De Vaca. Por lo que cuenta en sus libros, sabemos que estuvo conviviendo con tribus lugareñas verdaderamente pobres que sobrevivían con un plato único de lo que encontraban de temporada (quisquillas, higos chumbos, raíces, raicillas...), y que eran gentes sonrientes y bien dispuestas a bailar en torno a la hoguera la mayoría de las noches.

Estas tribus nada sabían del Producto Interior Bruto, la prima de riesto, etc., etc., pero aún así, o quizás por eso, eran felices según atestigua De Vaca. Si finalmente desaparecieron como tribu no fue debido a su pobreza, sino a los estragos producidos por las enfermedades llegadas con los conquistadores, desconocidas en esas tierras y para las que los nativos no tenían defensas.

Cualquier propuesta de organización social parece que tiene que conseguir aumentar el Producto Interior Bruto, mejorar la Prima de Riesgo, etc., etc., de lo contrario no vale, es utópica, cardiocáustica tirando a marrón, populista sin llegar a popular, irresponchablicista y cosas así. 

Sin embargo, no debemos olvidar que cuando más bajos eran los niveles del paro, con la construcción como sector a tope, más altos eran los niveles de corrupción. Además, ahora sabemos que la crisis, como no podía ser de otra manera, no ha traído una nueva conciencia de lo maravilloso que es tener una vida mejor con menos cosas.

Cualquier propuesta que se haga para organizar una sociedad tiene que contener la máxima: una vida a la medida del ser humano. Más allá, solo hay ego, o si lo prefieres: Producto Interior Bruto, Prima de Riesgo, Deuda Pública, Deuda Privada, Déficit Diferente Diferenciador, etc.




jueves, 29 de mayo de 2014

De gatos y ratones

1. YO
Esta mañana he quitado una de las dos bombillas de la escalera que iluminan la puerta del piso donde vivo, y de inmediato ha disminuido un 0,0000000001% el consumo nacional de electricidad, aunque yo prefiero pensar que ha disminuido un 17% el consumo de electricidad de la escalera.

2. LA COMUNIDAD
Ayer comenté la jugada a la comunidad de vecinos: si quitamos la mitad de las bombillas de la escalera, reduciremos el consumo de electricidad un 50% y la iluminación será suficiente para no tropezar y acertar a meter la llave en la cerradura correcta.
Sin embargo, nada más acabar, empezaron los murmullos que acabaron degenerando en ladridos varios, muchos de los cuales venían de atrás y nada tenían que ver con el tema en cuestión.

3. EL PODER
Invitado por el lobby del sector eléctrico, el ministro de Energía cenaba en un estupendo parador nacional. Entre mordisco y lingotazo, llegaron al acuerdo de ampliar la presa de Morrofrío a cuenta del Estado, que luego cedería los derechos de explotación a una subcontrata de conveniencia para aumentar la producción de electricidad nacional, por si acaso llegaran de golpe el coche eléctrico, las glass google y los drones.

4. CONCLUSIÓN PROVISIONAL
Aunque duela reconocerlo, solo somos poca cosa.
Aunque duela reconocerlo, la comunidad es un guirigay de egos, chubarbas y circunstancias personales.
Aunque duela reconocerlo, la soberanía de las instituciones del Estado siempre doblega a la soberanía del pueblo.
Aunque duela reconocerlo, cada vez cuesta más ponerle el cascabel al gato, porque sin dejar de ser ratones llevamos un estilo de vida que fomenta el deseo de ser uno de los gatos.


jueves, 22 de mayo de 2014

El imperio de la ley

Poniendo el correspondiente fajo de billetes encima o debajo de la mesa oportuna, una empresa puede conseguir la licencia de explotación de una mina de Uranio a cielo abierto situada en plena provincia de Salamanca, donde se da esa joya, la mires por donde la mires y la muerdas por donde la muerdas, que se llama cerdo ibérico de pura raza bellota, aunque el proyecto de obra presentado contenga datos completamente falsos en aspectos fundamentales como el impacto ambiental o la gestión de residuos.

Solo las buenas gentes locales de la plataforma Stop Uranio parecen dispuestas a gastar su tiempo y sus menguadas carteras embarcándose en una batalla legal durante años por los siglos de los siglos y los recursos de los recursos.

Muy probablemente la historia acabe como el rosario de Rosario, la hija de la Aurora: la plataforma agotada y la empresa cuadrando números antes de largarse de allí sin mirar atrás. Aunque claro, ya puestos, la zona quedará perfecta para acoger el próximo cementerio de residuos nucleares, que será presentado como una excelente oportunidad para dinamizar la zona, con sus puestos de trabajo, sus buenos menús diarios servidos por los bares de la zona y alguna que otra enfermedad chunga que el buen progreso trae consigo debajo del ala.

miércoles, 14 de mayo de 2014

¡La fiesta de la fresa!

Ha llegado la temporada de las fresas a nuestra huerta, lo que significa una fiesta diaria a la hora del postre. Y es que una vez que has probado las fresas cultivadas con cariño y maduradas al sol no quieres otras. Así que os animo a todos a plantar unas cuantas matas de fresa incluso en una jardinera en la terraza, porque no necesitan casi ningún cuidado y son tremendamente agradecidas. Además, una vez que la planta se ha asentado donde está plantada, empieza a "multiplicarse". A mediados de la primavera, después de que hayan salido las primeras fresas, le crecen unos tallos largos llamados estolones que cuando alcanzan cierta longitud echan raíces y hojas y generan una nueva plantita de fresa. Solo hay que meter la parte con raíz en otra maceta y pasadas un par de semanas, cortar el tallo que la une a la planta madre. Y así de fácil va creciendo y creciendo el huerto de fresas, ¡hasta que ya no sabes qué hacer con ellas!

Y para animaros aún más, me gustaría compartir una forma de preparar las fresas que me ha enseñado mi madre. Las fresas cultivadas en huerta suelen ser dulces y no hace falta añadirles nada, pero cuando recoges medio kilo diario, te apetece variar un poco. Para esta recetilla solo hace falta medio kilo de fresas, dos cucharadas de azúcar y una cucharadita de vinagre. Hay que cortar las fresas en cuatro trozos, espolvorearlas con el azúcar, añadirles el vinagre y remover todo bien. Luego conviene dejarlas reposar unas horas, o mejor toda la noche, para que las fresas se maceren. El vinagre intensifica mucho el sabor de la fresa y queda un postre delicioso.
¡Que las fresas invadan todos los balcones!

jueves, 1 de mayo de 2014

Verdes eran y verdes les pusieron

Regenta una tienda bien bonita
a tope de hierbas y cositas buenas
de todas las partes del mundo,
que vende al precio único de todo caro.

Sonríe a todo el que entra
y cuando coge confianza confiesa
que se desplaza casi todos los jueves a la capital
para practicar yoga con Jawahal Chewuki III
y que le sienta mejor
que hablar con su marido.

Me dice que las patatas de mi huerto
son las mejores que ha probado,
pero que la tienda deja su buen dinero
para andar vendiendo género sin sello.


            ..........


Cuando tenían 15 años
se juramentaron para proteger el monte del pueblo.
Rainbow Warriors Forever, gritaron una noche.

Cuando pasaron otros 15
al menos uno de ellos quedaba todavía en el pueblo
buscándose la vida con fruta de la zona
que llevaba by furgo a no sé qué hostias de polígono industrial enorme
que hay en la salida 17a
tirando por la autovía en dirección a la capital.

jueves, 17 de abril de 2014

¡Al rico desayuno!

Cuando decidimos abrir este blog, nuestra intención era escribir sobre temas que nos interesan, cuestiones del día a día, cosas que nos gusta hacer. Y una de las cosas con las que disfrutamos mucho es la cocina, así que hemos pensado que sería buena idea inaugurar una sección de recetas para compartir nuestros hallazgos culinarios y esos guisitos que nos preparamos con verduritas del huerto. Y como dicen que el desayuno es la comida más importante del día, qué mejor que aprender a hacer una deliciosa granola para empezar con energía. Esta receta la encontramos en un blog para chuparse los dedos, Minimalist Baker, y la hemos adaptado un poco a los ingredientes que solemos tener en casa.


Ingredientes:
- 300 gr. de copos de avena
- 200 gr. de frutos secos
-1/2 cucharadita de sal
-1/2 cucharada de canela
-1 cucharada de semillas de lino molidas
-50 gr. de aceite de oliva
-125 gr. de miel
-1 plátano mediano maduro
(Nota: Se pueden utilizar los frutos secos que se prefieran. Yo he puesto nueces y almendras, pero en otoño añadiré avellanas y castañas. Los frutos secos es mejor comprarlos con cáscara y abrirlos antes de utilizarlos, pero si los compráis pelados, tienen que ser sin tostar porque la granola se mete al horno.)

Modo de hacerlo:
1. Mezclar en un cuenco la avena, la sal, la canela, las semillas de lino y los frutos secos.
2. Calentar a fuego lento el aceite y la miel hasta que esta se haya disuelto.
3. Retirar el aceite y la miel del fuego y añadirle el plátano bien triturado.
4. Incorporar esta mezcla a los ingredientes secos y remover todo muy bien.
5. Extenderlo  sobre una bandeja de horno sin formar una capa muy gruesa y hornear a 180º durante 25 minutos aproximadamente.
6. Remover de vez en cuando la granola para que se dore de manera uniforme. Cuando empieza a coger color hay que vigilarla bien porque puede pasar de doradita a chamuscada en 2 segundos (lo digo por experiencia). 
8. Sacar del horno y dejar enfriar en la bandeja.

Conviene guardar la granola en un bote de cristal con cierre hermético o un recipiente metálico. Está deliciosa con leche o yogur y una manzana cortada en trozos pequeños. En la receta original indica que se conserva bien unos quince días, pero yo siempre me la como antes, así que este dato no lo he comprobado.

¡Qué disfrutéis de un magnífico desayuno! 

jueves, 10 de abril de 2014

La palabra

Tiene la palabra John Rickwater, presidente de la reserva federal de USA, anterior jefe de inversión de Goldman Sachs: La situación está controlada.

Tiene la palabra Douglas Reagan, nuevo jefe de inversión de Goldman Sachs, anterior secretario del Tesoro: Todo va según lo previsto.

Tiene la palabra Kirk Jefferson, presidente de World Petroleum, anterior asesor económico adjunto a la presidencia de USA: Estamos ante una gran oportunidad.

Tiene la palabra Pródigo Escasos Ratos, presidente de Caja Belvís, anterior gerente del FMI: Es el momento de comprar acciones.

Tiene la palabra la nueva gerente del FMI, anterior ministra francesa de Economía: Los hombres de negro supervisarán todo el proceso, pueden estar tranquilos.

                                                                  ...

Pide la palabra Leon Tolstoi: Si la sociedad está mal organizada (como lo está la nuestra) y un pequeño número de personas tiene poder para oprimir a la mayoría, cada victoria sobre la naturaleza contribuirá, inevitablemente, a acrecentar ese poder y esa opresión.

Pide la palabra Santiago Araúz de Robles: Indagar las características del estilo de vida de la sociedad rural, tan diametralmente distinta de este en el que estamos inmersos, puede suponer una experiencia interesante, al menos para conocer otra posibilidad, que también tendrá sus deficiencias, pero que puede contribuir a evitar el fatalismo de que el camino elegido es el único.

Pide la palabra Darío Alejandro Escobar: El ICONA no va a proteger la naturaleza, la va a reservar para que la disfruten unos pocos, convirtiendo la sierra en un museo fotogénico y folklórico a costa del éxodos de sus habitantes, a los que previamente se les ha desposeído de sus medios de subsistencia.

Pide la palabra John R. Mcneill: Las grandes cantidades de fertilizantes utilizadas durante la revolución verde provocaron la eutrofización de lagos y ríos.

Pide la palabra Iván Illich: Al hombre moderno se le hace imposible pensar en el progreso en términos de decrecimiento.

jueves, 3 de abril de 2014

Reflexiones en torno a un paquete de quinoa

Fotografía tomada de elurbanita.com
Si hace unos años alguien me hubiera preguntado si sabía lo que era la quinoa, habría exclamado con cara de extrañeza: "¿Quinoa? Ni idea". Sin embargo ahora, es fácil encontrarla en muchas tiendas y quien más quien menos conoce sus maravillosas propiedades nutritivas. La quinoa aporta proteínas y grasas de excelente calidad, ácidos omega 6 y 3, potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc, y vitaminas E y del complejo B. Se habla incluso de que es un superalimento, es decir, una de esas maravillas que la naturaleza regala al hombre para que se nutra.
Atraída por tantas bondades y la promesa de un delicioso sabor, en mi última visita al pueblo para aprovisionarme de comida, cogí un paquete de quinoa de la estantería de la tienda, pero de repente mis ojos toparon con una frase impresa en el paquete: "Cultivado en el altiplano boliviano". Un momento. ¿El altiplano boliviano? Eso me sonó muy, muy lejano de la meseta de la península Ibérica, que es donde yo vivo.
Fotografía tomada de kikaboni.com
Así que decidí contener las ganas de cocinar quinoa con verduritas y hacer primero unas cuantas búsquedas en internet. Una vez en casa, tecleé altiplano boliviano y meseta ibérica, pulsé el botón de búsqueda y, segundos después, descubrí que la quinoa se cultiva principalmente a unos ¡9.000 kilómetros de mi casa! ¿Cómo? ¿Tantos kilómetros? Y con un océano de por medio. Lo que quería decir que el paquete de quinoa había montado en barco para llegar hasta la tienda. ¡Qué interesante! Mientras los campesinos que cultivan la quinoa se quedan en tierra, su cultivo más ancestral surca las aguas del océano para viajar a nuevos mundos donde se valorarán increíblemente su sabor y sus propiedades nutritivas. 
Bueno, pensé entonces, tal vez el éxito que la quinoa está teniendo en los mercados de los países ricos sea beneficioso para los territorios donde se cultiva, situados entre 2.800 y 4.000 metros de altitud y en su mayoría deprimidos. Así que seguí mi búsqueda por internet  y la información que encontré me llevó a la conclusión de que la población de esas zonas mejora su nivel de vida y se frena el éxodo a las zonas urbanas. Sin embargo se agrava el problema del acceso a la tierra, ya que los grandes cultivadores la acaparan, y se abandonan otras actividades como la ganadería, que hasta hace poco habían servido como alternativa durante las épocas en las que que el cultivo de la quinoa no aportaba ningún beneficio. Este abandono de las actividades paralelas supone un grave riesgo, pues si la cosecha no es buena o se pierde, los campesinos carecen de cualquier otro apoyo económico. Es lo que suele suceder cuando se sustituyen los sistemas de economía de subsistencia por otros en los que se prima el beneficio económico. Hay incluso instituciones que están alertando de que, debido al aumento de las exportaciones, se están abandonando las técnicas tradicionales de cultivo en las que se alternaban cosechas con épocas de barbecho durante las que los animales fertilizaban el suelo, de modo que se corre el riesgo de esquilmar unos terrenos ya de por sí pobres.
Fotografía tomada de otromundoesposible.net
¡Uf!, todo esto estaba empezando a darme dolor de cabeza, pero aún quedaba otra cuestión importante. Los cultivos procedentes de otros continentes suelen transportarse en grandes buques de mercancías para luego empaquetarlos convenientemente en el país receptor y distribuirlos a los consumidores, lo que conduce al tema de los intermediarios y el precio final. ¿Quién obtiene el máximo beneficio del paquete de quinoa que estuve a punto de comprar en la tienda? Me imagino que, como suele suceder, no es el campesino. Entonces, ¿quién? Los cultivadores a gran escala, las grandes empresas de transporte, los empaquetadores de los países ricos...
Al final decidí quedarme sin comer quinoa. Y si alguna vez viajo al altiplano boliviano o sus alrededores, me hincharé de ella, en vez de volverme loca tratando de encontrar en las tiendas bolivianas ese arroz tan rico que cultivan en Valencia y que tantas propiedades tiene. Casi un superalimento dicen que es.

jueves, 27 de marzo de 2014

Ibertrola presenta

Ibertrola presenta:
La Media Hora del Planeta.
Una iniciativa que pretende
concienciar de la importancia
de ahorrar energía sin necesidad
de ahorrar energía.

El día 29 iluminaremos a todo trapo con potentes focos parpadeantes
los edificios institucionales y los monumentos más emblemáticos
desde las 20:00h hasta las 20:30h y los apagaremos del tirón
desde las 20:30h hasta las 21:00.

Ibertrola invita a que todo el mundo
se una desde casa a esta iniciativa
enchufando todo lo que tenga a mano desde ya
y desenchufándolo a las 20:30h.

No dejes pasar esta oportunidad y participa.
Yes, we can... cargarnos el planeta
con solo poner nuestro granito de arena.

...

A este paso la hora esa del planeta que andan anunciando por ahí
dará pingues beneficios a las eléctricas.

sábado, 8 de marzo de 2014

Incipiente primavera

Brotes de melocotonero
Esta es la época del año que más me gusta, cuando brotan los rosales, los frutales, las plantas del huerto... En una semana pasamos del crudo invierno a una explosión de primavera que te satura los ojos de verde. Por todas partes hay árboles con las yemas brillantes de vida, a punto de abrirse para dejar a la vista su tesoro de hojas. Cualquier montón de hojarasca que mueves, cualquier zona de hierba que aclaras descubre pequeñas lechugas, brotes de menta, diminutos cebollinos y otras mil pequeñas plantas que estaban ahí, a la espera del calor del sol, sin que nosotros no diéramos cuenta.


Los ajos, reyes de la huerta
Los ajos han alcanzado ya un buen tamaño y son los dueños y señores de los surcos, mientras que el resto de la tierra espera aún recibir plantones y semillas. Ya hay que empezar a plantar cebollas, maíz, espinacas... Y aunque este año los guisantes no han tenido a bien regalarnos su presencia, todavía confiamos en que esta segunda ronda de plantación salga mejor y podamos disfrutar de su crujiente y dulce sabor.


Peral a punto de brotar

En esta época del año me da por pensar lo pequeños que somos, comparados con la naturaleza que nos rodea, y todo lo que ignoramos de sus ciclos, y lo bien que estaríamos si nos entregáramos más a ella. Puede que sea por la saturación de verde, quién sabe.   



sábado, 1 de marzo de 2014

He dejado de trapichear en las esquinas, la política mola más

Al presidente del gobierno español no le preocupaba la alta tasa de paro nacional del modo que le preocupaba a cualquiera que estuviera en el paro. Al fin y al cabo, él ya tenía trabajo; en cuanto a los parados, la mitad volverían a votarlo y de la otra mitad, muchos ni siquiera votarían.
Lo que le preocupaba era cómo sacar la mejor tajada de la situación de cara a la próxima reunión de mandatarios de la Unión Europea. Pensaba que, puesto que España aportaba el mayor número de parados, debía ser el país que más ayudas recibiera.
Pero tenía que ir con pies de plomo, otros países también llevaban lo suyo. A pesar de todo, el plan no podía ser más sencillo: actuar de una manera de cara a la galería, y de otra cuando llegara el momento de la verdad.
Bruselas vestía sus mejores galas para recibir a los presidentes y primeros ministros de la Unión Europea. La ciudad entera vive de los pingües beneficios que proporciona ser el centro burocrático de Europa. Hoteles, restaurantes, tiendas, todo estaba a tope. La chispa de la vida resplandecía en cada rincón de la ciudad. Quien no se frotaba las manos era porque se frotaba pies y manos.
La delegación española ocupaba la séptima planta del hotel Intercontinental, en pleno centro de la ciudad. Nada más instalarse, el presidente del gobierno español puso en marcha la primera fase del plan: concertar una reunión con los mandatarios de Italia, Grecia, Portugal e Irlanda, los países con más paro.
-Queridos colegas -dijo el presidente español-, necesitamos hacer un frente común para pararle los pies a Alemania. No podemos caer en la trampa de las políticas de austeridad. Sería un suicidio.
-Estoy de acuerdo -dijo el primer ministro italiano-. Juntos aportamos más a los fondos europeos que la propia Alemania.
-Exacto, esa es nuestra fuerza -dijo el primer ministro portugués.
-Pienso lo mismo -apostilló el mandatario irlandés.
El acuerdo era unánime. Todos estaban satisfechos, incluso sonrientes. El presidente español aprovechó para bromear, antes de despedirse, con el primer ministro italiano.
-El miércoles el Madrid va a ganar al Milán.
-Piano, piano -contestó el italiano.
La primera parte del plan había sido un éxito, y el presidente español regresó al hotel a descansar y esperar acontecimientos.
Una hora más tarde sonaba un teléfono en la habitación.
-¿Qué tal presidente?
-Ah, es usted canciller, la iba a llamar en cuanto tuviera un momento.
-Qué amable. Bueno, ¿qué tal la reunión?
-¿Cómo dice?
-Vamos presidente, no se haga el sorprendido. Lo sé todo.
-La verdad es que muy bien. Hemos llegado a un acuerdo.
-Ah sí, no me diga.
-Bueno, ya me entiende. Los números están ahí. España, Grecia, Irlanda, Portugal e Italia aportan juntas más a los fondos europeos que Alemania.
-Y también más paro, y más déficit público y más corrupción.
-Quería decir -respondió el presidente español- que nuestra opinión debería ser tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones para afrontar la crisis.
-Mira presidente, déjate de bobadas. ¿Quieres que te recuerde lo que los bancos españoles deben a los bancos alemanes? ¿Sabes cuánto tardaría en caer España si Alemania se empeñara?
-No hace falta, lo sé de sobra. Pero también sé que si España cae arrastrará a Alemania en su caída.
-Puede ser, pero yo seguiría siendo la canciller. Los alemanes saben que yo no soy la causa. Sin embargo, si cae España ten por seguro que tú caerás con ella. Es posible que incluso acabes en la cárcel. Ten mucho cuidado.
-Bueno, era solo una idea.
-Pues olvídala. España tuvo su oportunidad. Ningún país de la Unión Europea recibió tanto dinero de los fondos de desarrollo europeo, y ¿qué habéis hecho con ellos? Malgastarlos en obras faraónicas improductivas. Pan para hoy y hambre para mañana que deja jugosas comisiones. España solo tiene un camino: aplicar duras políticas de recortes y concentrarse en exportar barato.
-Ya veo, pero así, como mucho puedo sanear el déficit público, pero no el paro.
-Olvídate del paro, en estos momentos la prioridad es salvar el Estado. De todas formas, no te preocupes porque nosotros acogeremos con gusto a todo talento joven que nos mandes.
-Ya entiendo, aun así sigo necesitando ayudas de Europa.
-Algo te puedo conseguir, pero tiene que ser a costa de quitárselo a Irlanda, Grecia, Portugal o Italia.
-Me parece justo.
-Está bien. Mañana en la reunión ten la boca cerrada y cuando llegue la hora de votar, vota lo que yo proponga.
-Por supuesto, canciller.
-Adiós, presidente, que tenga un buen día.
El presidente del gobierno español colgó el teléfono tremendamente satisfecho. Había conseguido lo que se proponía. Llamó a su secretario de comunicación para preparar el comunicado oficial que debía entregar a la prensa nada más acabar la reunión de mandatarios europeos. Algo que comenzaba más o menos así: España sale reforzada de esta reunión, no en vano hemos conseguido importantísimas ayudas que bla, bla, bla...
Bruselas seguía a lo suyo: Caballero, ¿va a pagar en efectivo o con tarjeta de crédito?


miércoles, 12 de febrero de 2014

Aquella reforma religiosa

El Papa de Roma era el máximo representante de Dios en la Tierra.
Para llegar a Dios, había que pasar por él.
Hasta que un monje dijo no,
decidido a tratar directamente con Dios.

Los príncipes electores eran los propietarios de la tierra
hasta que otro monje dijo no,
decidido a poner en práctica
el derecho a poseer la tierra que se trabaja.

El primer monje, apoyado por los príncipes electores, venció.
El segundo, perseguido por los mismos príncipes, lo perdió todo.

jueves, 30 de enero de 2014

Lo que no ve un astronauta desde el espacio

Me encuentro con Pepito Pérez del Castillo, uno al que no veía desde el colegio.
-Coño, Pepito Pepe, ¿qué tal?
-Pues ya ves, maestro de la pública y ahora resulta que nos hacen trabajar más por menos pasta.
-Ya veo, no tenía ni idea. En fin, si me disculpas, yo es que estoy de astronauta y tengo que ir a la estación espacial internacional a coger la Soyuz-17.

Total, que nos despedimos y no hago nada más que cruzar la calle y me encuentro con Juanito Gómez de la Cruz, al que no veía desde el fútbol sala.
-Coño, Juanito Juan, ¿qué tal va eso?
-Pues ya ves, de profesor en la concertada.
-Y ¿qué tal?
-Hombre, no tan bien como en la pública pero es lo que hay.
-Mira por donde, me acaban de decir que en la pública las cosas están cambiando para peor.
-Creo que se quejan de vicio.
-¡No jodas!
-Te diré, nosotros trabajamos más horas y por menos pasta.
-Vaya, vaya, no tenía ni idea. En fin, si me disculpas, es que llevo un tiempo de astronauta y me tengo que ir al espacio. Además, no me gusta llegar tarde porque se despega echando fuego.

jueves, 23 de enero de 2014

Jabón de romero

PROCESO DE ELABORACIÓN

1. Nos acercamos a la cooperativa de San Esteban del Valle y nos hacemos con un buen cargamento de aceite de oliva virgen extra sin filtrar. Un aceite puro como agua que fluye de manantial, con todas sus propiedades organolépticas intactas.

2. Visitamos el plantel agroecológico de Zarcillos, en La Iglesuela, y nos hacemos con tres hermosas plantas de romero con la tranquilidad de que has sido criadas con buenas manos y mejor espíritu.

3. Plantamos los pequeños romeros en la huerta en un sitio de lo más conveniente y los cultivamos siguiendo todos los procesos respetuosos con la tierra, que básicamente consisten en no hacer nada y que la planta crezca totalmente asilvestrada.

4. Esperamos la época adecuada para la recolección, que por esta zona viene a ser a últimos de junio.

5. Llegado el momento, cogemos los brotes de la planta mejor surtidos de hojas y flores. Luego, los metemos en botes de cristal que rellenamos con aceite de oliva. A continuación, los dejamos reposar un mes en la ventana al sol, las nubes y las estrellas.

6. Al cabo de un mes, colamos el aceite para obtener una sustancia llamada oleato extravirgen de puro romero, óptimo para practicar el noble arte de la cosmética natural.

7. Por último, se elabora el jabón sin el menor estrés y la máxima disciplina. Nosotros empezamos siguiendo los consejos de las abuelas y utilizando aceite usado. En vista de que la cosa iba bien, nos pusimos a investigar para pulir y perfeccionar la receta tradicional. También nos hicimos con un par de libros de la muy estimada Susan Miller: Guía práctica para hacer jabón y The natural soap book, lo que nos dotó de una buena guía práctica y de un buen soap book.

PROPIEDADES DE ESTE JABÓN

El jabón de romero, como no podía ser de otra manera, tiene las propiedades del romero. A saber:

  • Circulatorias: estimula la circulación de la sangre para que llegue a más partes del cuerpo y con más nutrientes. En el caso del cabello, la sangre fluye tonificada a lo largo y ancho de los folículos pilosos, donde crece el pelo.
  • Antioxidantes: ideal para combatir el envejecimiento de la piel y mantenerla firme y elástica.
  • Astringentes: ayuda a limpiar las impurezas y actúa contra los núcleos de grasa no deseados.

En cuanto al aceite de oliva, además de por sus beneficios para la piel, lo utilizamos como vehículo para que el romero penetre en la epidermis, asegurándonos de esta manera, el mejor resultado para nuestro cuerpo.

Oleato de romero y aromáticos jabones de romero.


jueves, 16 de enero de 2014

La filantropía en los tiempos del cólera

Cuando estaba a punto de iniciarme
en los secretos de la agricultura ecológica
en un terreno que del cielo me llovió,
llegó una oferta irrechazable de la inmobiliaria
que me dejó sin palabras,
y a la que solo pude responder
pronunciando un número ligeramente mayor.

Ahora me dedico a la filantropía
financiando proyectos de gente
totalmente entregados a mi causa.

jueves, 9 de enero de 2014

La factura del agua

Voz en off, habla la Historia.
El agua de boca nunca tuvo precio en las regiones de clima mediterráneo. Las leyes, cristianas o islámicas, sobre el agua en la península Ibérica tenían en cuenta el uso del agua para beber las personas y los animales, de tal forma que para el acceso a fuentes y abrevaderos, aunque se encontraran en terreno privado, los señores de la tierra tenían que respetar el derecho de paso para que la gente y los animales domesticados pudieran beber.
El agua almacenada en aljibes o extraída de fuentes y pozos cercanos o dentro de los núcleos urbanos conservó durante siglos una buena calidad para ser bebida, pero todo cambió a partir de la segunda mitad del siglo XIX con la revolución industrial, el crecimiento de las ciudades y, posteriormente, con la industrialización de la agricultura, que convirtieron el agua en una mercancía más, con su correspondiente tarifa económica, desligándola de su valor como elemento vital.

Voz en off, habla el alcalde.
Claro, qué cachonda es la gente, pero si el ayuntamiento no tiene dinero para hacerse cargo de los sistemas de bombeos, redes de distribución, saneamientos, potabilizadoras, depuradoras, zanjas, operarios, herramientas, máquinas, etc, etc, qué quieren que haga. No queda más remedio que privatizar. Y ahora, si  me disculpáis, tengo que tratar un asunto importante con el concejal de festejos.

Voz en off, habla alguien que podrías ser tú, yo, o el mismísimo Paneque.
Hoy he empezado a trabajar en Gestagua. Nada más llegar me han dado un mono con el logotipo de la empresa y me han dicho que me fuera con Ese. Ese y yo nos hemos montado en una furgoneta con todo lo necesario para pasar un día de lo más entretenido. El plan era empezar una zanja en la calle Cristo Bendito, a la altura del número 33, y una vez allí darle al martillo neumático . Al cabo de un par de horas, la verdad es que estábamos hasta los güevos, y tal vez por eso hemos perforado sin querer una tubería armando un auténtico pifostio. Ha tenido que venir la policía municipal y cortar la calle.Vaya desparramo que hemos montado, menos mal que nos lo hemos tomado a risa que si no... En fin, mañana será otro día, será otra zanja y será la misma mandanga.

jueves, 2 de enero de 2014

Queridos Reyes Magos:

Este año me he portado estupendamente bien y me han dicho mis padres que puedo pediros lo que quiera, pero antes de hacerlo y para que no  os pille de sorpresa me gustaría poneros en antecedentes.

Resulta que me he embarcado con una compañera de clase en un proyecto preliminar de máquina voladora, de la que sabemos que su polar viene dado por la expresión:
CD = CDo (M)+ K(M)Cl2

En cuanto a las funciones, dejadme deciros que son :
CDo (M) y K(M).

Además, aunque supongo que os habréis dado cuenta, la máquina voladora está provista de turborreactor.

Queridos Reyes Magos, tanto mi compañera como yo hemos llegado a un punto del proyecto en el que no sabemos cómo continuar, y por eso, desde la más humilde humildad, me gustaría pediros lo siguiente:

Si contamos con una altitud h1, y un número de Match M1, cómo demonios podríamos determinar la carga de las alas W/S, que permita efectuar un viraje horizontal simétrico estacionario con una velocidad de viraje X1 y con un T/W, ni que decir tiene que mínimo.

Queridos Reyes Magos, lo hemos intentado todo, pero siempre nos quedamos colgados en:
Cte = Mi2/n1 √CDo(MI) + (x4-dCDc)

De verdad, que me he portado bien, por favor Reyes Magos, ayudadme, de lo contrario, juro por los manguitos que me pongo cuando me baño en la piscina que me paso a ese advenedizo de Santa Claus.