jueves, 5 de junio de 2014

La enseñanzas de Alvar Núñez Cabeza de Vaca

Producto Interior Bruto.
Prima de riesgo.
Deuda pública.
Deuda privada.
Déficit Diferencial Diferente.

Estos son un buen ejemplo de los factores fundamentales por los que se rige nuestro modo de vida. Valores como la amistad, la fraternidad, la vecindad bien avenida, la salud, la atención al que más lo necesita, la reflexión sin pausa pero sin prisa parecen relegados a una recóndita región de una galaxia lejana.

Tan lejana como la costa sur de América del Norte por la que anduvo perdido a partir de 1527 el bueno de Alvar Núñez Cabeza De Vaca. Por lo que cuenta en sus libros, sabemos que estuvo conviviendo con tribus lugareñas verdaderamente pobres que sobrevivían con un plato único de lo que encontraban de temporada (quisquillas, higos chumbos, raíces, raicillas...), y que eran gentes sonrientes y bien dispuestas a bailar en torno a la hoguera la mayoría de las noches.

Estas tribus nada sabían del Producto Interior Bruto, la prima de riesto, etc., etc., pero aún así, o quizás por eso, eran felices según atestigua De Vaca. Si finalmente desaparecieron como tribu no fue debido a su pobreza, sino a los estragos producidos por las enfermedades llegadas con los conquistadores, desconocidas en esas tierras y para las que los nativos no tenían defensas.

Cualquier propuesta de organización social parece que tiene que conseguir aumentar el Producto Interior Bruto, mejorar la Prima de Riesgo, etc., etc., de lo contrario no vale, es utópica, cardiocáustica tirando a marrón, populista sin llegar a popular, irresponchablicista y cosas así. 

Sin embargo, no debemos olvidar que cuando más bajos eran los niveles del paro, con la construcción como sector a tope, más altos eran los niveles de corrupción. Además, ahora sabemos que la crisis, como no podía ser de otra manera, no ha traído una nueva conciencia de lo maravilloso que es tener una vida mejor con menos cosas.

Cualquier propuesta que se haga para organizar una sociedad tiene que contener la máxima: una vida a la medida del ser humano. Más allá, solo hay ego, o si lo prefieres: Producto Interior Bruto, Prima de Riesgo, Deuda Pública, Deuda Privada, Déficit Diferente Diferenciador, etc.




No hay comentarios:

Publicar un comentario