jueves, 29 de mayo de 2014

De gatos y ratones

1. YO
Esta mañana he quitado una de las dos bombillas de la escalera que iluminan la puerta del piso donde vivo, y de inmediato ha disminuido un 0,0000000001% el consumo nacional de electricidad, aunque yo prefiero pensar que ha disminuido un 17% el consumo de electricidad de la escalera.

2. LA COMUNIDAD
Ayer comenté la jugada a la comunidad de vecinos: si quitamos la mitad de las bombillas de la escalera, reduciremos el consumo de electricidad un 50% y la iluminación será suficiente para no tropezar y acertar a meter la llave en la cerradura correcta.
Sin embargo, nada más acabar, empezaron los murmullos que acabaron degenerando en ladridos varios, muchos de los cuales venían de atrás y nada tenían que ver con el tema en cuestión.

3. EL PODER
Invitado por el lobby del sector eléctrico, el ministro de Energía cenaba en un estupendo parador nacional. Entre mordisco y lingotazo, llegaron al acuerdo de ampliar la presa de Morrofrío a cuenta del Estado, que luego cedería los derechos de explotación a una subcontrata de conveniencia para aumentar la producción de electricidad nacional, por si acaso llegaran de golpe el coche eléctrico, las glass google y los drones.

4. CONCLUSIÓN PROVISIONAL
Aunque duela reconocerlo, solo somos poca cosa.
Aunque duela reconocerlo, la comunidad es un guirigay de egos, chubarbas y circunstancias personales.
Aunque duela reconocerlo, la soberanía de las instituciones del Estado siempre doblega a la soberanía del pueblo.
Aunque duela reconocerlo, cada vez cuesta más ponerle el cascabel al gato, porque sin dejar de ser ratones llevamos un estilo de vida que fomenta el deseo de ser uno de los gatos.


jueves, 22 de mayo de 2014

El imperio de la ley

Poniendo el correspondiente fajo de billetes encima o debajo de la mesa oportuna, una empresa puede conseguir la licencia de explotación de una mina de Uranio a cielo abierto situada en plena provincia de Salamanca, donde se da esa joya, la mires por donde la mires y la muerdas por donde la muerdas, que se llama cerdo ibérico de pura raza bellota, aunque el proyecto de obra presentado contenga datos completamente falsos en aspectos fundamentales como el impacto ambiental o la gestión de residuos.

Solo las buenas gentes locales de la plataforma Stop Uranio parecen dispuestas a gastar su tiempo y sus menguadas carteras embarcándose en una batalla legal durante años por los siglos de los siglos y los recursos de los recursos.

Muy probablemente la historia acabe como el rosario de Rosario, la hija de la Aurora: la plataforma agotada y la empresa cuadrando números antes de largarse de allí sin mirar atrás. Aunque claro, ya puestos, la zona quedará perfecta para acoger el próximo cementerio de residuos nucleares, que será presentado como una excelente oportunidad para dinamizar la zona, con sus puestos de trabajo, sus buenos menús diarios servidos por los bares de la zona y alguna que otra enfermedad chunga que el buen progreso trae consigo debajo del ala.

miércoles, 14 de mayo de 2014

¡La fiesta de la fresa!

Ha llegado la temporada de las fresas a nuestra huerta, lo que significa una fiesta diaria a la hora del postre. Y es que una vez que has probado las fresas cultivadas con cariño y maduradas al sol no quieres otras. Así que os animo a todos a plantar unas cuantas matas de fresa incluso en una jardinera en la terraza, porque no necesitan casi ningún cuidado y son tremendamente agradecidas. Además, una vez que la planta se ha asentado donde está plantada, empieza a "multiplicarse". A mediados de la primavera, después de que hayan salido las primeras fresas, le crecen unos tallos largos llamados estolones que cuando alcanzan cierta longitud echan raíces y hojas y generan una nueva plantita de fresa. Solo hay que meter la parte con raíz en otra maceta y pasadas un par de semanas, cortar el tallo que la une a la planta madre. Y así de fácil va creciendo y creciendo el huerto de fresas, ¡hasta que ya no sabes qué hacer con ellas!

Y para animaros aún más, me gustaría compartir una forma de preparar las fresas que me ha enseñado mi madre. Las fresas cultivadas en huerta suelen ser dulces y no hace falta añadirles nada, pero cuando recoges medio kilo diario, te apetece variar un poco. Para esta recetilla solo hace falta medio kilo de fresas, dos cucharadas de azúcar y una cucharadita de vinagre. Hay que cortar las fresas en cuatro trozos, espolvorearlas con el azúcar, añadirles el vinagre y remover todo bien. Luego conviene dejarlas reposar unas horas, o mejor toda la noche, para que las fresas se maceren. El vinagre intensifica mucho el sabor de la fresa y queda un postre delicioso.
¡Que las fresas invadan todos los balcones!

jueves, 1 de mayo de 2014

Verdes eran y verdes les pusieron

Regenta una tienda bien bonita
a tope de hierbas y cositas buenas
de todas las partes del mundo,
que vende al precio único de todo caro.

Sonríe a todo el que entra
y cuando coge confianza confiesa
que se desplaza casi todos los jueves a la capital
para practicar yoga con Jawahal Chewuki III
y que le sienta mejor
que hablar con su marido.

Me dice que las patatas de mi huerto
son las mejores que ha probado,
pero que la tienda deja su buen dinero
para andar vendiendo género sin sello.


            ..........


Cuando tenían 15 años
se juramentaron para proteger el monte del pueblo.
Rainbow Warriors Forever, gritaron una noche.

Cuando pasaron otros 15
al menos uno de ellos quedaba todavía en el pueblo
buscándose la vida con fruta de la zona
que llevaba by furgo a no sé qué hostias de polígono industrial enorme
que hay en la salida 17a
tirando por la autovía en dirección a la capital.