domingo, 7 de julio de 2019

Fedrick, el relojero suizo más dicharachero de la milla de oro (2ª parte)

Cuando Fedrick vuelve a Suiza en avión
se siente totalmente satisfecho.
No es para menos: ha disparado sin matar a nadie,
no ha dejado por ahí tirado ningún envoltorio del gel energético
que tomaba cada día para aguantar el safari fotográfico
y, por supuesto, no se ha olvidado ningún billete
para que lo encuentre alguno de los trabajadores del hotel,
que por lo visto lo pasan fatal.

Aunque esa es otra historia,
a la que no se debe prestar atención
si uno quiere ser un turista plenamente consciente.

Pero no molestemos más a Fedrick.
Mañana, a las nueve en punto, estará como un clavo,
afeitado y bienoliente, regentando la relojería de moda
en esa milla de oro, que está pidiendo a gritos
un butrón de los buenos, del tipo
sin odio, sin armas, sin sangre.

miércoles, 26 de junio de 2019

La filantropía en los tiempos del cólera

Cuando estaba a punto de iniciarne
en los secretos de la agricultura ecológica
en una tierra que del cielo me llovió,
me llegó una oferta de una inmobiliaria
que me dejó sin palabras.

Desde entonces me dedico a la filantropía,
financiando proyectos de gente
que cree más en mi discurso
que en ellos mismos,
por lo que me resulta muy fácil
quedarme con la mejor parte del pastel.

lunes, 17 de junio de 2019

Primero creas la herramienta y luego la herramienta se vuelve contra ti

1.
Nadie niega que tanta información,
tan bien presentada y accesible 
como la ofrece Internet,
sea una montaña de información
muy atractiva y accesible
para todos los dedos,
pero está claro que 
nos sienta fatal.
Vamos, que el flautista de Hammelin
no se llevaba a los niños
como se los llevaba Pokemon.

2.
De homo erectus
a homo espalda dolorida,
de mirar al horizonte
a que el horizonte sea una pantalla,
de la autogestión a la multitarea,
del pastoreo al postureo,
del mito al algoritmo
sin pasar por el logos,
del...

jueves, 23 de mayo de 2019

Yo no sé cocinar...


Yo no sé cocinar más allá de la ensalada de puta madre
y el cuenco de arroz, con un poquito de ajo crudo troceado,
su chorrito de aceite de oliva extra virgen y un chispín de pimentón de mi amigo candeledano, el rey del pimentón.

En cuanto me sacas de ahí y me hablas de búfalo
relleno de cordero, relleno de pichones, asado sabiamente
a la lumbre y regado todo ello con una soberbia salsa
tan agridulce como espirituosa, me pierdo.

Pero, vamos, yo me siento fibroso y lleno de entusiasmo,
con ganas siempre de afrontar nuevos retos, como por ejemplo, venderle a ese que viene por ahí
la fruta que no recoge de sus propios árboles.

martes, 14 de mayo de 2019

Inaugurando una nueva fábrica de productos cárnicos por todo lo alto


Esta mañana, el rey Flipe CXIX ha inaugurado una fábrica de productos cárnicos muy moderna que se abastece de las numerosas macrogranjas que funcionan en la región. Después de los actos protocolarios y de visitar las instalaciones, el monarca se ha acercado a una mesa donde estaban dispuestos, a modo de pincholabis, una selección de productos variados, ha cogido uno y mirando a la prensa con gesto relamiente, ha hecho ademán de llevárselo a la boca. Momento que la prensa ha aprovechado para hacer la fotolamiente correspondiente, y una vez cumplido el compromiso, por fin, ha podido devolver el pincholabis industrial tal cual a la mesa.

Y poco más pasó en la mencionada inauguración. Las autoridades dieron por acabado el acto público y pasaron directamente a un salón, donde pasaron directamente al vino para celebrar el pelotazo que acababan de dar. Y sí, con la euforia del alcohol no quemaron la puta fábrica, fue porque estaba pactado que en tres años y medio ella sola se prendía fuego.

viernes, 19 de abril de 2019

Esa cartita del INSEM

Recibí una carta del INSEM
en la que me ofrecían un trabajo de mierda,
y como ya estaba en ella, dije que no.

El futuro no parecía muy alentador
cuando bajé a la calle a tirar la carta
al precipicio azul del papel, pero, afortunadamente,
mi octogenario favorito del pueblo
ya estaba trajinando con el alambique,
y en cuanto me vio pasar por su puerta
me hizo la señal de que el chiringuito estaba abierto.

Solo me hicieron falta dos sorbos
para sentirme mejor,
para que nos sintiéramos mejor.

-Eres afortunado, tienes todo lo que yo quiero.
-¡¿Qué?! -respondí con voz estuperasposa.
-Tiempo -contestó él.
-¡Ah!... Y tú también tienes todo lo que yo quiero.
-¿¡Qué!? -respondió con voz rasposafacta.
-Autogestión -dije mirando la cantidad de embutido, queso, aceite, vino... que había a mi alrededor.

Hacíamos un buen equipo y brindamos por ello, 
con la satisfacción de tener todo el tiempo del mundo 
y todo el condumio y la bebida 
que nos diera la gana comer y beber.

Luego el octoge me ayudó amablemente a llegar a casa, 
y se fue a seguir con su tarea,
y yo me acoplé en un sillón a leer tranquilamente
para hacer trabajar al espíritu, que también es un músculo.


domingo, 14 de abril de 2019

Los caníbales, nosotros y el fenómeno del turismo

Los caníbales entendían muy bien 
el fenómeno del turismo:
All tourists are tasteful.

Por su puesto, nosotros,
que somos personas civilizadas,
hemos podido estudiar mejor el fenómeno
y lo entendemos de otro manera:
All tourists are bastards.

lunes, 25 de marzo de 2019

El alcalde de los niños

Los niños han votado a un gato muy simpático para que sea su alcalde.

Los adultos han dicho que no era buena idea, porque los gatos no pueden tomar decisiones. Sin embargo, los niños han contestado que las decisiones las toman entre todos y que el gato en eso no pinta nada.

Luego los adultos se han ido con el rabo entre las piernas y los niños han seguido cometiendo sus fechorías no capitalistas.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Breve historia de la contaminación

Durante mucho tiempo no pasó nada realmente contaminante. La buena gente vivía su vida paleolítica en paz, sabiendo perfectamente que quien vive en el paraíso no necesita mucho más que entrarle por el flanco débil al mamut, antes de que él te entre a ti.

Luego se empezó a extender la moda neolítica, con su rollito de que donde esté un buen almacén de excedentes que se quite cualquier paraíso peligroso.

Más tarde, pues eso, que si este excedente es mío y especulo lo que me da la gana con él, y empezó el declive.

Desde entonces, simplemente vamos dando bandazos, y de la contaminación atmosférica pasamos a la contaminación electromagnética de ondas submilimétricas, del tipo 5G y subiendo.

lunes, 25 de febrero de 2019

Para ser un peatón hay que dejar el coche, pero para dejar el coche hay que ser muy peatón (2ª parte)

Subí en coche a la peña de Francia
y el paisaje me pareció muy bonito.

Un mes después subí caminando
y el paisaje, además de bonito,
me pareció tremendo.

Subí en coche
y se enteró hasta la capa de ozono.
Subí caminando
y solo me enteré yo.

Viajé en coche por toda China
y pude ver bastante China.
Viajé caminado por toda China
y pude aprender lo suficiente
para manejarme en el idioma chino,
y aprender a leer algunas frases
escritas en tablillas de bambú
por venerables maestros, como:
"Desde que camino más, camino mejor".

Los coches cada vez son más inteligentes,
es decir, las personas que van en ellos
cada vez son más...

martes, 12 de febrero de 2019

Ganzúas ecológicas

Con unas ganzúas ecológicas se puede entrar a robar cualquier cosa que merezca la pena.
Se puede robar en un gallinero, en una quesería o en el almacén donde guardan los borrachitos de Guadalajara del día, y ponerte fino allí mismo.

Las ganzúas ecológicas resultan perfectas para abrir de par en par las puertas de un zoo, aunque hay quien dice que no son para tanto, porque no se puede robar con ellas un banco desde dentro.

Además, después de cada fechoría realizada con éxito se pueden tirar al montón de compost, para que se beneficien las lombrices de tierra y con ello, nos beneficiemos todos.

Ganzúas ecológicas, totalmente recomendables para una nueva generación de ladrones de guante verde, comprometidos con la biodiversidad.

martes, 29 de enero de 2019

¿Quién se quita el cascabel del gato?

Primero fuimos conscientes de lo maravilloso que sería 
ponerle un cascabel al gato.

Luego nos dimos cuenta de la extrema dificultad
de encontrar al valiente capaz de hacerlo.

Después, para más inri, descubrimos
que había un ejército de semejantes trabajando para él.

Inevitablemente, acabamos llevando nosotros
un cascabel móvil de la marca gato.

Así las cosas, hoy en día, el problema es
¿quién se quita el cascabel del gato?





miércoles, 23 de enero de 2019

Cómo hacer un cortador de jabón sencillo

Tener un cortador para las barras de jabón es realmente práctico, así que hemos grabado un vídeo en el que explicamos cómo puedas fabricarte uno en casa de forma fácil y económica. Esperamos que te animes a ponerlo en práctica y que nos mandes una foto del resultado para incluirla en el álbum de la comunidad Gente Lombriz de nuestra página de Facebook (www.facebook.com/gentelombriz/).
Para hacer este cortado necesitas: - 2 listones de 28 cm de largo (el ancho puede ser 3 x 1,5 cm o 2,5 x 2,5 cm) - 2 listones de 9 cm de largo (del mismo ancho que los anteriores) - cola de carpintero (o clavos para unir los listones) - hilo de nailon (o cualquier hilo resistente) - una alcayata o un tornillo con la cabeza grande o una hembrilla cerrada (en el vídeo yo uso una hembrilla).


sábado, 19 de enero de 2019

Si Marshall es el medio, el mensaje solo puede ser de Mcluhan

Cuando las palomas mensajeras eran el medio, el mensaje era: calma, hay tiempo.
Cuando el medio es Internet, el mensaje es: rápido, cada nanosegundo es un mundo.

(Calma o inmediatez, ¿qué opción preferimos? No importa, ya han elegido por nosotros.)

Cuando la sal era el medio, el mensaje era: tanta sal tengas, tanta sal podrás intercambiar.
Cuando el dinero es el  medio, el mensaje es: tanto tienes, tanto vales.

(No se puede comprar con sal a una persona que tiene una montaña de sal, porque te responde: ¿para qué quiero yo más sal? Pero sí se puede comprar a una persona que tiene una montaña de dinero con más dinero, porque te responde: más, nunca viene mal.)

Cuando las abejas eran el medio de polinización, el mensaje era: viva la naturaleza, que la silviculturas y viene con lo mejor que tiene. 
Cuando los polinizadores artificiales desplacen definitivamente a las abejas, el mensaje será: cuando las chubarbas de tus vecinas veas cortar, pon las tuyas en salfumán. 

Ya digo, si Marshall es el medio, el mensaje solo puede ser: 
esta tarde hemos quedado a tomar un piscolabis casero en el chozo del último cabrero.

miércoles, 9 de enero de 2019

Jabón exfoliante de dos colores

¡Y volvemos con los vídeos de recetas de jabón! Esta vez compartimos con vosotros un jabón exfoliante de dos colores que queda muy resultón para regalar. Esperamos que os guste y que lo pongáis en práctica.