jueves, 14 de octubre de 2021

Premio Nacional de Filosolía

 

Le dieron el Premio Nacional de Filosolía, y en el discurso ceremonial habló con entusiasmo de la libertad. Luego cogió el dinero y se fue a su casa, y los jerifaltes, después de aplaudir al campeón, se dirigieron a un aparte a degustar un elefante al vino, a modo de entrante.

(Mientras tanto, ella seguía haciendo fichas para un diccionario que guardaba en cajas de zapatos.)

sábado, 9 de octubre de 2021

Solo necesitaban atención

 

Desde que echo de comer aparte a las hormigas, casi ninguna se sube a ese nogal con el que tengo un trato del 49 para mí y el 51, para él.

Bueno, siempre hay alguna inquieta que se dedica a explorar, alguna aventurera que no se hace a la vida de hormiga de oficina y corretea alegremente entre las ramas camino de las hojas. Pero, en general, la marabunta, la que hace daño, va a lo seguro. En seguida, hacen hábito y peregrina peregrinae desde la fuente madre se van canturreando con el botín hacia el hormitorio.

Pensaba que tenía la batalla perdida con las hormigas porque estaba ofuscado con la idea de eliminarlas por la vía rápida del zeta zeta, y no había manera. Pero resulta que solo tenía que atenderlas como se merecían para que me dejaran en paz a mí y a ese nogal, con el que me sale más rentable hacer un trato que hacerle el truco.

jueves, 30 de septiembre de 2021

UN CAMINO DE SOL Y ESPARTO

 

En una llanura árida donde solo crecen el sol y el esparto, el dinero no sirve para nada. Solo sobrevive quien conozca los pozos de agua, sepa hacer queso y respete a las cabras. Solo sobrevive quien lleve en la cabeza un sombrero de paja y un pañuelo grande. Solo quien tenga una navaja afilada y un estómago igual de delgado.

En una llanura árida donde el sol brilla para el esparto, solo sobrevive quien mira las estrellas y se siente tranquilo, totalmente a merced de ellas.

viernes, 24 de septiembre de 2021

EL monedero del feriante

 Como soy tan buen feriante, una empresa internacional me paga 40 euros la hora por enseñar la lengua de Cervantes. Y por ayudar a mi octogenario preferido a llevar la huerta, me llevo 5 euros la hora con bocata incluido, que me como sentado a una mesa que antes era una puerta.

Y tengo la impresión de que si elijo la oferta de la empresa internacional será porque pienso que me puede salvar el dinero. Y si elijo los 5 brothers a la hora, será porque pienso que quien se tiene a sí mismo no necesita tanto monedero.


domingo, 19 de septiembre de 2021

El ritmo de la fertilidad

 1.

Una higuera para mí y otra para los pájaros,

un melocotonero para mí y otro para el común,

un cerezo para mí y otro para el viajero de paso,

y cuando llega la cosecha tengo toda una cantidad

de higos, melocotones y sabrosas cerezas 

que comer despacio como hace la tierra.


2.

Cultivo 30 olivas

al ritmo de una cada día del año,

y aunque puede parecer un ritmo

un tanto perezoso,

lo cierto es que cada año cosecho más.


Un olivo cada día del año

para hacerlo con cariño 

y no tener que hacérmelo mirar.

(El planeta se formó lentamente

y por eso mismo alberga tantos recursos.)