martes, 12 de febrero de 2019

Ganzúas ecológicas

Con unas ganzúas ecológicas se puede entrar a robar cualquier cosa que merezca la pena.
Se puede robar en un gallinero, en una quesería o en el almacén donde guardan los borrachitos de Guadalajara del día, y ponerte fino allí mismo.

Las ganzúas ecológicas resultan perfectas para abrir de par en par las puertas de un zoo, aunque hay quien dice que no son para tanto, porque no se puede robar con ellas un banco desde dentro.

Además, después de cada fechoría realizada con éxito se pueden tirar al montón de compost, para que se beneficien las lombrices de tierra y con ello, nos beneficiemos todos.

Ganzúas ecológicas, totalmente recomendables para una nueva generación de ladrones de guante verde, comprometidos con la biodiversidad.

martes, 29 de enero de 2019

¿Quién se quita el cascabel del gato?

Primero fuimos conscientes de lo maravilloso que sería 
ponerle un cascabel al gato.

Luego nos dimos cuenta de la extrema dificultad
de encontrar al valiente capaz de hacerlo.

Después, para más inri, descubrimos
que había un ejército de semejantes trabajando para él.

Inevitablemente, acabamos llevando nosotros
un cascabel móvil de la marca gato.

Así las cosas, hoy en día, el problema es
¿quién se quita el cascabel del gato?





miércoles, 23 de enero de 2019

Cómo hacer un cortador de jabón sencillo

Tener un cortador para las barras de jabón es realmente práctico, así que hemos grabado un vídeo en el que explicamos cómo puedas fabricarte uno en casa de forma fácil y económica. Esperamos que te animes a ponerlo en práctica y que nos mandes una foto del resultado para incluirla en el álbum de la comunidad Gente Lombriz de nuestra página de Facebook (www.facebook.com/gentelombriz/).
Para hacer este cortado necesitas: - 2 listones de 28 cm de largo (el ancho puede ser 3 x 1,5 cm o 2,5 x 2,5 cm) - 2 listones de 9 cm de largo (del mismo ancho que los anteriores) - cola de carpintero (o clavos para unir los listones) - hilo de nailon (o cualquier hilo resistente) - una alcayata o un tornillo con la cabeza grande o una hembrilla cerrada (en el vídeo yo uso una hembrilla).


sábado, 19 de enero de 2019

Si Marshall es el medio, el mensaje solo puede ser de Mcluhan

Cuando las palomas mensajeras eran el medio, el mensaje era: calma, hay tiempo.
Cuando el medio es Internet, el mensaje es: rápido, cada nanosegundo es un mundo.

(Calma o inmediatez, ¿qué opción preferimos? No importa, ya han elegido por nosotros.)

Cuando la sal era el medio, el mensaje era: tanta sal tengas, tanta sal podrás intercambiar.
Cuando el dinero es el  medio, el mensaje es: tanto tienes, tanto vales.

(No se puede comprar con sal a una persona que tiene una montaña de sal, porque te responde: ¿para qué quiero yo más sal? Pero sí se puede comprar a una persona que tiene una montaña de dinero con más dinero, porque te responde: más, nunca viene mal.)

Cuando las abejas eran el medio de polinización, el mensaje era: viva la naturaleza, que la silviculturas y viene con lo mejor que tiene. 
Cuando los polinizadores artificiales desplacen definitivamente a las abejas, el mensaje será: cuando las chubarbas de tus vecinas veas cortar, pon las tuyas en salfumán. 

Ya digo, si Marshall es el medio, el mensaje solo puede ser: 
esta tarde hemos quedado a tomar un piscolabis casero en el chozo del último cabrero.