martes, 11 de agosto de 2020

Jean Clo Tanke, ese viejo zorro de la política

 Jean Clo Tanke es un político profesional que se sabe todos los trucos del oficio. Por si fuera poco, le quedan solo dos años como presidente del Consejo Duropa, tras lo cual se jubilará por todo lo alto, por lo que puede permitirse el lujo de decir en público lo que piensa en privado.

Así sucedió hace tan solo unos días durante la cumbre diplomática entre la Unión Duropea y la Unión de Países Petropérsicos. En un breve encuentro que tuvo con la prensa le preguntaron si no se encontraba incómodo entre dictadores, a lo que el viejo zorro de la política contestó que si alguno de los presentes estaba dispuesto a renunciar al estilo de vida basado en el petróleo. Como no hubo respuesta, Jean Clo se fue tranquilamente a tomar un aperitivo porque, en política, no todo es hacer negocios.

sábado, 8 de agosto de 2020

La huerta como escuela de vida

 A un colega y a mí nos han dejado un bancal a cada uno para que hagamos una huerta y, pasado un semestre, podemos decir que la huerta de mi colega tiene quince veces más producción y que la mía tiene quince veces más biodiversidad.

Realmente, comer, comemos de la huerta de mi colega, pero también es cierto que, si él no sufre plagas de ningún tipo y todo le va como la seda, es porque la biodiversidad de mi huerta patrulla la suya limpiando, fijando y dando el esplendor que las plantas se merecen.

Es solo una cuestión de simbiosis, y aquí paz y a su debido momento, cosechar gloria.

...

He preparado metro y medio de tierra negra de la huerta bien mullida para darme unos baños, y la verdad es que desde el primer baño me va de maravilla.

Ahora tengo la piel suavuti, las manchas se han difuminado y los granos se han mudado a otra cara que pasaba al lado.

Solo metro y medio de tierra negra bien mullida, donde cambiar las espinas de la sociedad por las asperezas de la naturaleza.

martes, 4 de agosto de 2020

El sistema es algo así

Estoy en el INEM haciendo las gestiones oportunas para darme de alta como carne de orfeón, cuando en un momento de la conversación le pregunto al amable funcionario que me atiende si, por casualidad, sabe si alguien con mi historial penitenciario tiene derecho a recibir algún tipo de prestación.

-Pues no lo sé, eso lo llevan los compañeros de prestaciones de aquí al lado.

Entonces hago un minigesto con la cabeza hacia la derecha y veo a un hombre de pie, mirando por la ventana como el que va por la calle cantando bajo la lluvia. Debuti, pienso, ideal para pillarlo por banda ahora que no está haciendo nada y que me aclare el tema de la prestación del tirón. Y justo cuando voy a levantarme para abordarle, el amable que me atiende me suelta la bomba sistémica:

-Perdona, tienes que pedir cita previa en este teléfono para que te atiendan.
-¡No jodas! Pero si está ahí sin hacer nada.
-Es lo que hay, campeón.
-Pues entonces, con subcampeón me vale.
-Como quieras, medalla de bronce...

El sistema es algo así, un teléfono al que hay que llamar para que te atienda alguien que está ahí sin hacer nada. Cualquier cosa con tal de impedir que podamos resolver las cosas face to face y que el reparto sea fifty-fifty. 

viernes, 24 de julio de 2020

Solo quiero saber la verdad, no sacar tajada de ella

-Tranquilo, señor presidente, no sé qué le habrán contado de mí, pero solo quiero saber la verdad, no sacar tajada de ella.

-Lo siento amigo, ahora no puedo atenderle. Estoy muy liado preparando la próxima cumbre europea.

Fue imposible seguir hablando. Por lo visto, en esa cumbre había mucho profit over people en juego, así que la verdad tendría que esperar.

De esta manera, no nos queda más remedio que especular una vez más sobre el asunto, y para perder el tiempo especulando, mejor pasarlo jugando. Juguemos pues:

Ordena de mayor a menor los siguientes miedos:

-El miedo a que la pérdida de biodiversidad cause enfermedades terribles.
-El miedo a que las macrogranjas causen macrogripes terribles.
-El miedo a que la manipulación genética acabe manipulándonos genéticamente.
-El miedo a que la idea de que el profit over people también anide en ti.

Solo es un juego inocente pensado para disfrutar. No hace falta hacer trampas, para eso ya está la vida real.

viernes, 17 de julio de 2020

Nada como esa mano amiga que te echa un desconocido cuando más lo necesitabas

Viajar es afrontar que el día puede ser muy largo
cuando la tormenta te pilla en campo abierto.
Hacer turismo es reservar una habitación
donde pasar la noche aunque fuera arrecie la tormenta.

Viajar es disponer libremente del tiempo de tu vida.
Hacer turismo es aceptar que otro decida por ti
cuándo el tiempo de tu vida es libre.

El viaje te vuelve humilde, aprendes que sin el otro no puedes seguir.
El turismo te hace feliz, pues sabes que el otro está para servirte.

No es necesario viajar para llevar una vida plena, sin embargo resulta imprescindible dejar de hacer turismo.

...

Dicen que basta plantar un árbol cada día para que salga una arboleda que se convierta en bosque, hasta crear una selva.

Y también dicen que basta una selva para llevar una vida plena, donde tus aciertos te permitan seguir con vida y tus errores permitan que la vida siga.