jueves, 1 de mayo de 2014

Verdes eran y verdes les pusieron

Regenta una tienda bien bonita
a tope de hierbas y cositas buenas
de todas las partes del mundo,
que vende al precio único de todo caro.

Sonríe a todo el que entra
y cuando coge confianza confiesa
que se desplaza casi todos los jueves a la capital
para practicar yoga con Jawahal Chewuki III
y que le sienta mejor
que hablar con su marido.

Me dice que las patatas de mi huerto
son las mejores que ha probado,
pero que la tienda deja su buen dinero
para andar vendiendo género sin sello.


            ..........


Cuando tenían 15 años
se juramentaron para proteger el monte del pueblo.
Rainbow Warriors Forever, gritaron una noche.

Cuando pasaron otros 15
al menos uno de ellos quedaba todavía en el pueblo
buscándose la vida con fruta de la zona
que llevaba by furgo a no sé qué hostias de polígono industrial enorme
que hay en la salida 17a
tirando por la autovía en dirección a la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario