jueves, 23 de enero de 2014

Jabón de romero

PROCESO DE ELABORACIÓN

1. Nos acercamos a la cooperativa de San Esteban del Valle y nos hacemos con un buen cargamento de aceite de oliva virgen extra sin filtrar. Un aceite puro como agua que fluye de manantial, con todas sus propiedades organolépticas intactas.

2. Visitamos el plantel agroecológico de Zarcillos, en La Iglesuela, y nos hacemos con tres hermosas plantas de romero con la tranquilidad de que has sido criadas con buenas manos y mejor espíritu.

3. Plantamos los pequeños romeros en la huerta en un sitio de lo más conveniente y los cultivamos siguiendo todos los procesos respetuosos con la tierra, que básicamente consisten en no hacer nada y que la planta crezca totalmente asilvestrada.

4. Esperamos la época adecuada para la recolección, que por esta zona viene a ser a últimos de junio.

5. Llegado el momento, cogemos los brotes de la planta mejor surtidos de hojas y flores. Luego, los metemos en botes de cristal que rellenamos con aceite de oliva. A continuación, los dejamos reposar un mes en la ventana al sol, las nubes y las estrellas.

6. Al cabo de un mes, colamos el aceite para obtener una sustancia llamada oleato extravirgen de puro romero, óptimo para practicar el noble arte de la cosmética natural.

7. Por último, se elabora el jabón sin el menor estrés y la máxima disciplina. Nosotros empezamos siguiendo los consejos de las abuelas y utilizando aceite usado. En vista de que la cosa iba bien, nos pusimos a investigar para pulir y perfeccionar la receta tradicional. También nos hicimos con un par de libros de la muy estimada Susan Miller: Guía práctica para hacer jabón y The natural soap book, lo que nos dotó de una buena guía práctica y de un buen soap book.

PROPIEDADES DE ESTE JABÓN

El jabón de romero, como no podía ser de otra manera, tiene las propiedades del romero. A saber:

  • Circulatorias: estimula la circulación de la sangre para que llegue a más partes del cuerpo y con más nutrientes. En el caso del cabello, la sangre fluye tonificada a lo largo y ancho de los folículos pilosos, donde crece el pelo.
  • Antioxidantes: ideal para combatir el envejecimiento de la piel y mantenerla firme y elástica.
  • Astringentes: ayuda a limpiar las impurezas y actúa contra los núcleos de grasa no deseados.

En cuanto al aceite de oliva, además de por sus beneficios para la piel, lo utilizamos como vehículo para que el romero penetre en la epidermis, asegurándonos de esta manera, el mejor resultado para nuestro cuerpo.

Oleato de romero y aromáticos jabones de romero.


3 comentarios:

  1. Ya sabéis que me encantan vuestros jabones. A ver si en la próxima visita a España me hago con alguno de ellos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Eso está hecho! Tengo en mente algunos nuevo. A ver si tengo tiempo y me pongo a experimentar con ellos.

    ResponderEliminar