miércoles, 6 de enero de 2016

Ahora que ya ha pasado la Navidad

1.

Es agotador retirar tanta basura de la vía pública durante las navidades. Llega un momento en el que no se puede distinguir lo que es real de lo que es basura. Menos mal que de vez en cuando aparece alguna persona hasta arriba de espíritu navideño, totalmente tirada a los pies de un contenedor de basura abarrotado, que nos permite hacer una buena obra sacándolo a rastras de tan penosa coyuntura.

2.

Qué agradable tener un amigo de otra religión cuando llega la Navidad.
Qué tranquilidad estar con él, sabiendo que los dos estaremos dormidos cuando lleguen las doce.

3.

No celebrar la Navidad es agotador. Todo el mundo pide explicaciones al respecto y por mucho que digas nadie parece quedar satisfecho, hasta que al final acabas discutiendo con quien menos te lo esperas. Y por si fuera poco, el desmadre colectivo, ya de por sí evidente a diario, aparece multiplicado en cada esquina.

Pero bueno, todos necesitamos creer en algo fantasioso al máximo para poder soportar la rutina de los días. Yo mismamente creo que el mes de enero es, en realidad, una montaña enorme con unas cuestas impresionantes que te ponen en tu sitio.

4.

Me he comprado todo el equipo necesario para pasar el día de Año Nuevo practicando snowboard.

Me he comprado todo el equipo necesario para pasar el día de Año Nuevo practicando submarinismo.

Me he comprado todo el equipo necesario para pasar el día de Año Nuevo practicando sky-surfing.

44.000 euros, si no más, gastados en equipos necesarios para practicar a tope la turbovanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario