miércoles, 14 de marzo de 2018

Tres manifestaciones, tres


Tres coloridas manifestaciones, tres,
la rojigualda, la blanca y la gualdirroja,
estaban a punto de confluir 
en una de las rotondas más bonitas
de la península Ibérica.

La situación tenía mucho danger.
Bastaría con que una consigna
impactara mínimamente en la mejilla equivocada
para que el ambiente entrara en combustión.

De repente, unos extraños whats up empezaron a llegar
con un mensaje de lo más inquietante:
NO HAY CASH EN LOS BANCOS,
y los manifestantes enfilaron rápidamente
hacia sus cajeros de referencia
para comprobar la noticia.

En poco tiempo se hicieron unas colas tremendas,
y un mismo sentimiento de no me jodas,
no me lo puedo creer, se instaló en la mente de todos.

No podían hacer nada.
Las oficinas bancarias estaban cerradas
y las cajas fuertes ya habían sido saqueadas
desde dentro, por el Consejo de Administración.

En estas condiciones resultaba absurdo
manifestarse por ningún color que no fuera el marrón.
Algunos hicieron una hoguera 
con las banderas que llevaban puestas.
Hijos de puta, sonaba como cantinela por detrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario